El retrato grupal en la fotografía argentina

(M) MUESTRAS

Más allá del ritual

Lugar: ArtexArte Fundación Alfonso y Luz Castillo, Lavalleja 1062
Fecha: hasta el 27 de junio
Horario: martes a viernes, 13.30 a 20; sábados, 15 a 19.

Somos en grupo, estamos en infinidad de grupos. Desde el nacimiento mismo. Y muy probablemente el primer día de vida somos parte de un retrato grupal, cada uno con su padre y su madre (con todas las variables que hoy son posibles y cada vez más habituales). Santísima o no, esa trinidad es para casi todos el inicio de una larguísima sucesión de retratos de grupo que finaliza solo con la vida.

De los diferentes sentidos, la relación con la historia del arte y las transformaciones que ha tenido en la Argentina el género del retrato grupal –especialmente el fotográfico– desde el siglo XIX hasta la actualidad trata la muestra Más allá del ritual, que nadie interesado en la fotografía como un medio para reflexionar sobre la realidad debería dejar de recorrer estos días en ArtexArte Fundación Alfonso y Luz Castillo. Con curaduría de Daniel Merle –él mismo fotógrafo– las aproximadamente sesenta obras de la muestra se organizan en dos pisos del espacio a partir de cuatro ejes temáticos, aunque algunas fotos sin duda podrían muy bien pertenecer a dos o más de esos ejes. El primero, “Ceremonias y encuentros”, aborda la fotografía de grupos como ritual (registro de asuntos familiares, acontecimientos políticos, etc.). El segundo, “Escenarios compartidos”, tiene que ver con lo que Merle llama el “dispositivo” y abre en la exposición un sendero tan interesante como inesperado: algunos retratos grupales en los que no aparece ni rastro de la figura humana sino que aluden al grupo por otros caminos. Por ejemplo, en la foto “Albergue Warnes”, de Enzo Velasco, que muestra el momento en que el gigantesco edificio colapsa, un instante después de ser dinamitado. La imagen es un retrato de la gente que vivía en él y también del fracaso de un proyecto de país. O “La última cena chatarra”, de Eduardo Tilcara, las huellas que 13 comensales han dejado sobre la mesa de un local de fast food.

El tercer núcleo de la muestra se titula “Los desafíos de la tradición” y es también sumamente interesante ya que revisa el canon y muestra los mandatos o, menos rígidamente, las normas o regulaciones estéticas que las personas siguen hoy o han seguido en otros momentos de la historia para hacer sus retratos o para posar en ellos. Finalmente, “Somos nostros” está integrado por fotos que tienen que ver con la identidad y es sin duda la sección más emotiva de la muestra.

En el último piso hay una yapa: una obra colectiva en progreso que va construyéndose a medida que la gente responde a la convocatoria del curador y aporta su foto de grupo, su propia selfie grupal. Con esas decenas o cientos de fotos tamaño postal, Merle va creando a su vez una mancha que crece en la pared de la galería como una gran comunidad de grupos, que podría leerse en alguna medida como una metáfora de cómo los diferentes grupos y comunidades fueron formando la sociedad argentina.
El primer sector de la muestra incluye tres obras que pueden sorprender por tratarse no de fotografías sino de pinturas. Sin embargo “La Banda Lisa” (ca. 1897), en la que Ángel Della Valle retrata una pequeña banda militar en la pampa; “El día de la primera comunión”, pintura de Juan Pablo Renzi que de alguna manera se enlaza con el “Autorretrato” de Marcos López en otro sector de la muestra; y “La noche de los viernes” (1914), de Mario Augusto Canale, en la que se ve una reunión de amigos, son tres retratos grupales en los que se advierte claramente un lenguaje fotográfico y muestran las raíces pictóricas del género.

El de Della Valle no es el único retrato de grupo militar. Hay otro de Diego Goldberg que es retrospectivamente aterrador: “Reunión de jefes del ejército de América Latina” (Uruguay, 1975) muestra sobre una tarima a una veintena de los que en esa década ya estaban dirigiendo (o a punto de hacerlo) una feroz represión en casi todo el continente. Todos hacen la venia con gesto marcial. Delante de ellos, debajo de la tarina, y casi tan uniformadas como ellos, los acompañan con un aplauso una decena de las que parecen ser sus mujeres. Trágica ironía: casi todas llevan en la cabeza un pañuelo que no hay manera de no asociar con los que empezarían a identificar apenas un par de años después a las Madres de Plaza de Mayo.
También en este sector de “Ceremonias y encuentros” dedicado al ritual está la pieza “Amigos del fotógrafo reunidos en su casa”, de Fernando Paillet, que se reproduce aquí y que se conecta con otra foto icónica que Marcos López tomó en Córdoba más de sesenta años después: “Asado en Mediolaza”, también exhibida en esta muestra, que cita “La última cena” de Leonardo, retrato grupal del siglo XV.

Son tres las fotos de Marcos López que Merle eligió para esta muestra. La primera, ya mencionada, es una de sus imágenes más tempranas, de 1984: “Autorretrato” donde no aparece en persona. Se ve, en cambio, el cuarto de su madre en la casa familiar de Santa Fe donde hay varios retratos infantiles del artista y uno de su juventud. Pero en ese papel floreado de las paredes y en la cantidad de objetos que pelean por un lugar en esa escena recargada se advierten las marcas de identidad que lo convierten en el fotógrafo que tomó esa foto donde ya se insinúan las que vendrían luego en su trayectoria. Allí están sus marcas de identidad. La sensibilidad con la que Marcos López se reconoce en ese cuarto materno y toma ese autorretrato en blanco y negro es la misma que lo llevará con los años al lenguaje teatral y los colores saturados de su Pop Latino.
En la última sección de la muestra producen impacto varias obras de la serie Familia y Doméstica, de Sebastián Friedman. En ellas se ve a la empleada, por un lado, en un retrato grupal con la familia en cuya casa trabaja y, por el otro, en otro retrato con su propia familia, en su casa. También son realmente conmovedores tres dípticos de la serie Ausencias (2006), de Gustavo Germano. En los tres, los ausentes en la segunda foto son víctimas de la represión. Uno de los dípticos se reproduce aquí. La primera foto de uno de los otros es pura felicidad: Laura Cecilia Méndez Oliva, con meses de edad, sonríe flanqueada por sus padres, Orlando René Méndez y Laticia Margarita Oliva, también sonrientes, que la sostienen en sus brazos. La segunda foto la muestra sola, empequeñecida, 30 años después.

Desde los años 80 –escribe el curador Daniel Merle en el texto del catálogo– en el campo de la fotografía argentina contemporánea, las convenciones largamente establecidas son interpeladas políticamente con nuevas formas de representación que cuestionan ese proyecto inicial de país. Así, el retrato grupal se vuelve un poderoso instrumento para pensar el pasado, interpretar el presente y vislumbrar el futuro de las comunidades que forman nuestra sociedad”.

Artistas participantes
Ariadna Lasser y Pamela Ghisla, Ángel Della Valle, Diego Goldberg, Cecilia Reynoso, Juan Pablo Renzi, José Beleno, Luis Gregorio Fernández, Mario Augusto Canale, Fernando Paillet, Gabriel Valansi, Gian Paolo Minelli, Estela Izuel, Eduardo Carrera, Enzo Velasco, Claudio Divella, Santiago Poerter, Lena Szankay, Eduardo Tilcara, Marcos López, Dalila Puzzovio, Luis Abadi, Christiano Junior, Patricia Salas, Sebastián Friedman, Martín Weber, res, Gustavo Germano, Alejandro Lipszyc.

 

Texto de Eduardo Villar publicado en Revista Ñ el 7 de junio.
Fotos: Marcos López, Autorretrato, 1984; Anónimo, El comisario de camapaña, el subcomisario, el agente de investigaciones y el cabo de policía, luego de capturar al criminal. Maipú, Bs. As., 1910; Sebastián Friedman, Familia Pagés Moschetti, Salta, 2001, de la serie Familia y Doméstica; Cecilia Reynoso, De la serie Los Flores y las flores, 2009; Gustavo Germano, De la serie Ausencias, 2006. 1969. Gustavo M. Germano, Guillermo A. Germano, Diego H. M. Germano, Eduardo Germano. 2006. Gustavo M. Germano, Guillermo A. Germano, Diego H. M. Germano

Alicia Díaz Rinaldi, En Equilibrio

Alicia Díaz Rinaldi. En Equilibrio (M) MUESTRAS Alicia Díaz Rinaldi. En equilibrio Lugar: Espacio de Arte La caja de cristal, Florida 302

Figurados: de la Neofiguración a la fotografía de escena

La Colección del Banco Ciudad se exhibe en Tucumán (M) MUESTRAS Figurados: de la Neofiguración a la Fotografía de Escena Lugar: Museo

Cadáveres exquisitos

La Argentina caníbal: Cadáveres exquisitos (M) MUESTRAS Cadáveres exquisitos Lugar: ArtexArte Fundación Alfonso y Luz Castillo, Lavalleja 1062. Fecha: hasta el 24

2019-06-18T12:04:27+00:00