ERRATA de Jorge Caterbetti

Errata de Jorge Caterbetti

17.03 al 27.05 de 2018

(M) MUESTRAS

Libros bellamente despojados de su verdad

Eduardo Villar: 21.04.18

Lugar: MARCO (Museo de Arte Contemporáneo de La Boca) Pedro de Mendoza y Wenceslao Villafañe
Fecha: Hasta 27 de mayo
Horario: miércoles a domingos de 11 a 19
Entrada: Gratis

En el centro de la sala del Museo MARCO inaugurado hace días en La Boca por iniciativa de la Fundación Tres Pinos con la exposición Errata, de Jorge Caterbetti, hay cinco cubos de acrílico alrededor de los cuales parece girar toda la muestra. Recuerdan un manojo de dados detenidos en el instante de caer sobre la mesa, pero sus caras son transparentes y las imágenes que tiene grabadas en bajorrelieve no son puntos, sino una sirena, una paloma en vuelo, símbolos, letras, números, palabras en francés… Como las 18 caras de los cubos son transparentes, los signos se cruzan y se superponen unos con otros, dificultando su lectura. A unos metros, unas láminas sobre la pared –“Notas para ‘Prisma’. Proporción imaginaria” (2017)– muestran con mayor claridad lo que hay en las caras de los dados. Las láminas son una obra realizada por Caterbetti a partir de la puesta en página y elementos cifrados de las pruebas de impresión originales de “Un Coup de dés jamais n’abolira le hasard” (Una tirada de dados jamás abolirá el azar), el poema último y fundamental de Stéphane Mallarmé, escrito en 1897, un año antes de morir a los 56 años. De esos dados y del juego que Caterbetti hace con ese poema críptico y cifrado con el que Mallarmé revolucionó la poesía –introduciendo en el siglo XIX el diseño gráfico como parte del poema, es decir, volviéndolo visual, y mostrando a la vez la imposibilidad del lenguaje de ser donador de verdad o de sentido, al decir de Caterbetti–, nace esta muestra de lectura compleja, que reúne obras muy diferentes en lo que el artista considera “una gran instalación”.

Esas otras obras y elementos de la exhibición son una serie de libros intervenidos por el artista a lo largo de un período de casi 20 años; las láminas que son el proyecto bidimensional de lo que luego serían los dados mallarmianos; un sector llamado “Laboratorio de Restauración”, que consta de dos vitrinas en las que se exhiben insectos bibliófagos, libros con deterioros provocados por incendio, por inundación, por insectos y herramientas de restauración similares a un instrumental quirúrgico. Junto a esas vitrinas se exhiben dos videos vinculados con el deterioro y la reparación de libros, que el artista grabó en el Museo de Farmacobotánica Dr. Domínguez y en la Biblioteca de la Legislatura Porteña Esteban Echeverría. Ese sector de laboratorio tiene un plus: mientras dura la muestra, tres performers –Florencia Goldztein, Ana Masiello y Melina Riabis– realizan en la sala tareas de restauración con infinito oficio y con una conmovedora actitud de compromiso y afecto hacia los libros. La próxima será el día 26.

En cuanto a los libros intervenidos, son sin duda las piezas con mayor carga estética de la muestra y son producto de un trabajo que de forma permanente, casi rutinaria, Caterbetti realiza con paciencia y dedicación amorosa desde hace años siempre sobre libros antiguos, dándoles otra entidad, convirtiéndolos en bellísimos objetos. Él perfora las páginas con puntas incandescentes produciendo cerradas y delicadísimas tramas; horada y recorta partes con cúter y produce nuevas cavidades, espacios y volúmenes; les agrega un objeto o un material extraño; los dibuja o escribe signos a mano con tinta sobre la escritura impresa. En esa operación, rescata del olvido el gesto de la escritura como actividad y –dice el artista en diálogo con Ñ – un poco como Mallarmé en su poesía y mucho como Mirta Dermisache y León Ferrari –entre otros– pone en juego la caligrafía como elemento plástico. “Resemanticé a partir de lo que me producía cada libro”, explica el artista.

“Para Caterbetti la poesía puede estar contenida en un libro y un libro puede devenir objeto poético; como un monje medieval que dedica horas y horas a la creación de un manuscrito, nuestro artista trabaja sobre cada volumen con la minuciosidad de un cirujano y la versatilidad de un auténtico creador ”, escribe Julio Sánchez en el texto curatorial.

En la conversación con Caterbetti sobre Errata uno advierte que esta exposición es de una complejidad conceptual tan infrecuente como difícil de transmitir para quien –como el cronista– tiene un conocimiento apenas superficial de Mallarmé. Pero Caterbetti es un artista de gran sensibilidad: Errata es, en primer lugar, una muestra visual y se sostiene en el placer estético que es capaz de producir. “Yo veo esta muestra –dice– como una gran instalación donde se debate la implosión del lenguaje. Me gusta la idea de los libros despojados de su verdad, de sus sentidos, convertidos en soporte de una nueva semántica”. Y agrega que en el sector de Laboratorio los libros “están como en una internación, en una suerte de terapia intensiva… Más aún, en una especie de ceremonia de resurrección”. Explica luego que la idea de resurrección está presente en buena parte de su obra, como “Hidropoiesis” (2014), Proyecto “THUMOS [Corazón-Impulso]” o “Milagro de Resurrección”, de modo que con esta muestra vuelve sobre esa idea que también estará presente en su próxima exposición, Millones, en el Museo Evita.

Queremos tanto a Federico

Queremos tanto a Federico (M) MUESTRAS FEDERICO... DONDE ESTÉS Lugar: ArtexArte, Lavalleja 1062, CABA Fecha: hasta el 26 de noviembre Horario: martes

Alejandro Del Conte

Imágenes y memoria rescatadas de un volquete (M) MUESTRAS ALEJANDRO C. DEL CONTE: MEMORIAS DE UN SOÑADOR Lugar: Arte x Arte, Lavalleja 1062,

El mundo inalcanzable de Emilia Gutiérrez

El mundo inalcanzable de Emilia Gutiérrez (M) MUESTRAS EMILIA GUTIÉRREZ. DIBUJOS Lugar: Vasari, Esmeralda 1357, tel.  4327 0664 / 4328 5237 Fecha:

2018-05-03T18:18:46+00:00