La mirada de Daniel Acosta sobre la ciudad y su arte

(M) MUESTRAS

DERIVA, BUENOS AIRES

Lugar: La caja de cristal, Casa matriz del Banco Ciudad, Florida 302
Fecha: hasta el 22 de abril
Horario: lunes a viernes de 10 a 20
Entrada: gratis

Daniel Acosta presenta en la Caja de cristal, el espacio de exhibición en la casa matriz del Banco Ciudad, una selección de dibujos, pinturas, y objetos escultóricos que corresponden a la etapa inicial de su trayectoria como artista. Lo que se ve en su muestra Deriva, Buenos Aires son pinturas (óleo y acrílico) de formato grande y mediano; papeles en los que se cruzan el dibujo, la acuarela y el collage, y finalmente, cajas y objetos objetos con los que el artista hizo un primer abandono del plano en el que se mantuvo durante los primeros años de su trabajo artístico. Se trata del principio, los primeros años de la evolución de Acosta en su producción, que en cierto punto se abrió hacia el arte conceptual, casi inmaterial, de las acciones e intervenciones. Una evolución, un camino de décadas que uno podría asociar también con la palabra “deriva” en el título de la muestra.

“Yo empecé con estos trabajos –explica el mismo Acosta– investigando Buenos Aires y su problemática, cuál era el color, cuál era el sonido, su forma, su textura. Eso ocurrió más o menos en el 85 u 86 y esto se empieza a materializar con unos trabajos que son los papeles, no tanto en pintura, yo arranco con los papeles, y me largo con estos grandes formatos en el 86-87 hasta el 90”.

En la actualidad Daniel Acosta (Buenos Aires, 1950), está enfocado en el arte conceptual. Sus trabajos más recientes incluyen –en el marco de su Proyecto Terra– acciones, performances e intervenciones que expresan con aliento poético una profunda preocupación por la naturaleza y la ecología, como el laboratorio de Land Art en Suiza; Exploraciones en Estocolmo, Oslo y París; la acción Los muros son para derribar en el Museo de Queens, Nueva York, entre muchas otras vinculadas también con la memoria y preocupaciones políticas e históricas.

Sobre su muestra en el espacio de Florida y Sarmiento, explica el artista: “Deriva es la palabra que elegí para referirme a una especie de navegación que yo hacía por la ciudad, como una investigación para hacer estas obras. A la manera un poco de los surrealistas, yo salía a naufragar, a derivar por Buenos Aires, me metía en lugares muy porteños que para mí tenían algún atractivo, como por ejemplo el pasaje Barolo, y observaba qué pasaba con las formas, con sus historias… Estamos hablando del Buenos Aires de fines de los años ochenta, una época en la que nació mi hija, algo que me llenó de felicidad y alegría, pero también de un momento de zozobra económica para todos, con la hiperinflación que terminó con el gobierno de Alfonsín”.

Nada de eso aparece explícitamente en sus pinturas, que sin embargo, son de alguna manera resultado de esa contradicción en el estado emocional del artista entre la felicidad de una nueva vida que llega y el desastre económico en que naufragaba el país. Está claro, en esa serie de pinturas de la muestra, que prevalece la felicidad: todo en ellas es leve y aéreo, lejano de la oscuridad, aunque de pronto aparezca lo que parece una figura abatida o un equilibrista sobre una cuerda floja tensada entre el Obelisco (un ícono de la ciudad presente, con variaciones, en muchas de las obras) y un edificio vecino, que parece una metáfora de la inestabilidad del momento.

Los objetos escultóricos que también integran la muestra pertenecen a una etapa posterior de la producción de Acosta. En general están compuestos con trozos de muebles, cajas mecanismos y otros objetos encontrados por el artista y ya se intuye la apertura del artista hacia el arte conceptual.

Si se le pregunta, frente a las obras que seleccionó para exhibir en la Caja de cristal, cómo se hoy definiría como artista, Daniel Acosta manifiesta: “Ser hoy en día un artista visual implica estar al interior de la complejidad de esta contemporaneidad. Las reglas, miradas, territorios y costumbres son completamente distintas a décadas atrás. Por lo que el lenguaje que vengo utilizando en los últimos 20 años tiene que ver con ir combinando lenguajes: pictóricos, escultóricos, fotográficos y filmográficos en un mismo espacio, que tiene que ver con las exploraciones performáticas que vengo realizando. Con respecto a mis muestras sobre telas, papel u objetos, vengo investigando mucho el concepto de collage, que tiene que ver con la combinación de elementos en la cual estamos viviendo. No somos una tela única en la cual se traza una imagen, sino que somos como capas o superposición de distintas formas y maneras de ir creando una imagen, que nos va dejando la deriva de la que he hablado previamente”.

Diseño en acción

El diseño en nuestras vidas (M) MUESTRAS Diseño en acción Lugar: Proa, Av. Pedro de Mendoza 1929 Fecha: hasta el 9 de

Daniel Acosta, una mirada sobre la ciudad y su arte

La mirada de Daniel Acosta sobre la ciudad y su arte (M) MUESTRAS DERIVA, BUENOS AIRES Lugar: La caja de cristal, Casa

Puentes tendidos entre Buenos Aires y Brasilia

Una posmodernidad periférica conecta a Buenos Aires con Brasilia (M) MUESTRAS Una posmodernidad periférica Lugar: Fundación Federico Jorge Klemm, Marcelo T. de

2019-04-26T11:03:21+00:00